in

Vaticano critica Nobel de Medicina para pionero de los bebés probeta

El presidente de la Pontificia Academia para la Vida, monseñor Ignacio Carrasco de Paula, tildó este lunes de «fuera de lugar» la atribución del premio Nobel de Medicina 2010 al pionero de la fecundación in vitro, el británico Robert Edwards.

imagen de archivo

«Considero que seleccionar a Robert Edwards ha sido algo completamente fuera de lugar», declaró el religioso español a la prensa italiana.

«Sin Edwards no existirían congeladores en todo el mundo llenos de embriones que en el mejor de los casos van a ser trasladados a úteros pero lo más probable es que sean abandonados o mueran. De ese problema es responsable el recién premiado con el Nobel», acusó Carrasco de Paula.

El religioso, designado en junio pasado para dirigir la institución del Vaticano encargada de los problemas de biomedicina y de la defensa de la vida, considera que Edwards es también responsable del mercado mundial de gametos femeninos (ovocitos).

«Sin Edwards no existiría tampoco el mercado de los ovocitos, ni la venta de millones de ovocitos (célula sexual femenina que se forma en el proceso de ovogénesis y que da lugar a los óvulos, ndr)»,repado a 9,19%, la mayor de los cinco años previos y dos puntos por encima de las previsiones oficiales.

afp.com